Durante nuestra historia hemos tenido proyectos que han retado nuestras habilidades y nos han ayudado a crecer. 

Una experiencia difícil fue nuestro primer animatic para Nivea, el cual contra viento y marea, logramos terminar.

Para este trabajo requerimos dos semanas y nos enfrentamos a retos como el lip sync o el manejo y la modificación de texturas, además del ya mencionado corto tiempo para entregar un trabajo de primera.

A pesar de algunas piedras en el camino, Banzai entregó un animatic de calidad impecable.